Saltar al contenido

Complementos para viajar con tu perro en el coche

Cuando se trata de viajar con nuestro perro lo más importante siempre es hacerlo de forma segura. En este sentido, es importante que tengamos siempre presente la legislación vigente en materia de seguridad vial a pesar de que la DGT no dice gran cosa al respecto. Sin embargo, obliga al conductor a garantizar su seguridad y la de todos los viajeros.

Productos relacionados

Si es la primera vez que vas a viajar con tu perro en el coche probablemente tengas multitud de preguntas. En este artículo daremos respuesta a todas ellas, para que viajar con tu perro sea una actividad segura y placentera para ambos.

¿Cuál es la normativa vigente?

Para encontrar un artículo que haga referencia al transporte de perros en el coche tenemos que encontrar el artículo 18.1 del Reglamento General de Circulación el cual señala que:

El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencias entre el conductor y cualquiera de ellos.

Dicho esto, siempre que nuestro perro no tenga la posibilidad de interferir con el conductor ni interfiera en su campo de visión, estaremos cumpliendo con la normativa. En este sentido, no está de más viajar con la legislación vigente y llevarla a mano en el coche.

Además de las indicaciones anteriores, no debemos olvidar llevar con nosotros la cartilla sanitaria junto con la placa censal del ayuntamiento que corresponda y, por supuesto, nuestro perro debe llevar su chip identificativo.

Consejos prácticos para viajar con tu perro en el coche

Del mismo modo que algunas personas pueden no sentirse cómodas viajan nuestros perros también, las siguientes recomendaciones te ayudarán a que el viaje sea más confortable para todos:

  • Acostumbrar a nuestro perro desde cachorro evitará que adquiera cualquier tipo de miedo y será parte de su período de socialización. Es importante que nuestro perro asocie el coche de forma positiva, por lo que podemos acariciarlo o darle alguna chuche.
  • Podemos acostumbrar a nuestro perro a entrar y salir del transportín, siempre sin forzarlo, para que viajar en transportín no suponga ningún problema.
  • Durante los viajes no debes ofrecerle comida o agua en exceso, porque podría vomitar.
  • En ningún momento podemos dejar que nuestro perro saque la cabeza por la ventanilla del coche, ya que es sumamente peligroso.
  • Está prohibido llevar a tu perro en los asientos delanteros.
  • Si tu perro es de los que tiene miedo a subirse al maletero podemos utilizar una rampa para facilitarle el acceso.
  • En viajes de más de dos horas es muy recomendable parar para que nuestro perro pueda orinar, caminar y beber.
  • Es importante que en los viajes permanezcamos relajados para que nuestro perro esté tranquilo.
  • En todo momento nuestro perro debe estar sujeto correctamente, ya sea con un arnés o con un cinturón. En ningún caso, debemos colocar objetos que puedan dañarle en caso de accidentes o frenazos bruscos.
  • Nunca debemos dejar a nuestro perro solo dentro del coche y menos en verano.

Ensayos de impacto o “crash-tests” de RACE

Desde el RACE (Real Automóvil Club Español, se han realizado númerosos ensayos de impactos o “crash-tests” con el objetivo de poner de manifiesto la importancia de que nuestros perros viajen con seguridad. En dichas pruebas se ha realizado la simulación de un choque frontal a 50 km/h, con un maniquí de perro de 22 kilos de peso y otro de una persona adulta al volante.

Tras la realización de los ensayos, los resultados del RACE fueron concluyentes y sus recomendaciones son las siguientes:

  • En todo momento debemos de llevar a nuestro perro con un sistema de sujeción adecuado y en ningún caso en los brazos de alguno de los pasajeros.
  • Al hora de abrir el maletero o cualquier puerta debemos extremar las medidas de precaución, ya que nuestro perro podría salir corriendo.
  • En el caso de los perros pequeños, estos pueden ir en sus transportines en el suelo del coche.
  • En general, y ,especialmente, en el caso de perros grandes el transportin se debe colocar en el maletero transversalmente a la dirección de la marcha. Es recomendable el uso de rejillas divisorias para estos casos.

Si te gustaría profundizar más sobre este tema puedes visitar aquí la página del RACE y la DGT.

Sistemas de retención para perros

A la hora de seleccionar un sistema de retención para nuestro perro siempr vamos a encontrar unas opciones que son más recomendables que otras. Sin embargo, lo más importante es que nuestro perro vaya correctamente sujeto y que el sistema de retención que hayamos elegido esté homologado por la Unión Europea.

Cinturones de viaje para perros

perro coche

Los cinturones de viaje para perros deben ir siempre junto con un arnés. Nunca debemos utilizar un collar, ya que en caso de impacto grave, nuestro perro podría sufrir un impacto contra alguna zona del coche.

Arnés de doble enganche

perro coche

Uno de los sistemas de retención más seguros que podemos encontrar son los arnés de doble enganche que se pueden utilizar directamente en el cinturón de nuestro coche. El principal inconveniente de los arnés en los coches es que limitan el movimiento de nuestro perro y eso les puede ocasionar estrés durante el viaje.

Transportín plegable y otros

perro coche transportin

Gracias a que se pueden colocar en la zona inferior de los asientos o en los asientos traseros los transportines plegables representan una buena elección para viajar con nuestro perro en el coche. En caso de colisión, si no está bien asegurado nuestro perro podría tener lesiones.

Transportín rígido

perro coche transportin

Del mismo modo que el transportín plegable, los transportines rígidos son una buena opción para viajar con nuestro perro en el coche. En comparación con los anteriores, estos son más seguros, se pueden situar en los asientos y se pueden colocar tanto en los asientos traseros como en el maletero.

Rejas divisorias

perro coche rejilla

Las rejillas para el coche también son un buen método de retención. A la hora de adquirirlas, recomendamos que estas sean específicas para el modelo de tu coche, ya que en ocasiones las universales pueden no aguantar correctamente ante un accidente.

Preguntas frecuentes

¿Podré utilizar los cinturones si coloco una funda para perros en el coche?

Siempre que viajamos en el coche con nuestro perro debe ir asegurado, por este motivo, las fundas para perros tienen unas aberturas que los dejan libres para que podamos anclar a nuestro perro. Continuar leyendo.

¿Podemos poner una funda si nuestro perro viaja en el maletero?

En la actualidad, podemos encontrar fundas especiales para perros grandes que son los que, frecuentemente, viajan en el maletero. Estas son ampliamente recomendadas ya que evitan que el maletero se llene de barro, pelos y suciedad en general. Con el objetivo de que tu perro no pase a los asientos traseros del coche deberás colocar una reja o separador.

¿Lograre proteger con una funda los respaldos y el suelo de mi coche de los pelos de mi perro?

Actualmente, podemos encontrar una amplia variedad de fundas para el coche, en el caso de necesitar una protección completa las fundas tipo hamaca serán ideales para tu coche. Estas, además de cubrir por completo los asientos traseros, pueden engancharse en los respaldos de los delanteros, formando una especie de hamaca (de ahí su nombre), dejando protegido tanto el suelo como los respaldos de los asientos delanteros.

¿Cómo funcionan las fundas de coche para nuestro perro?

Las fundas de coche para perros estan especialmente diseñadas para cubrir los asientos o el maletero de nuestro vehículo, protegiéndolo así del abundante pelo que suelta nuestro perro, así como de la suciedad que pueda manchar nuestro coche.