Saltar al contenido

¿Cómo quitar el hipo en perros? Causas y razones

Hipo en perros

En la mayoría de los casos, el hipo en perros es adorable y una fuente de gran entretenimiento. En algunos casos, sin embargo, cuando un perro tiene hipo, puede ser una señal de que está sucediendo algo más grave. ¡Siga leyendo para obtener más información sobre el hipo de los perros, cómo curarlo y cuándo llevar a su perro al veterinario!

¿Pueden los perros tener hipo?

En primer lugar, sí, los perros pueden tener hipo. El hipo del perro es muy similar al hipo humano. De hecho, es bastante común que un amigo peludo tenga ataques de hipo de vez en cuando. Sabemos que no siempre son graves (no corremos al médico cada vez que tenemos hipo), pero ¿por qué nosotros (y nuestros perros) los tenemos?

El hipo ocurre cuando el diafragma se contrae. El diafragma es el músculo que se encuentra entre la cavidad torácica y el abdomen. Este músculo sube y baja a medida que los pulmones del perro se desinflan e inflan. Cuando el diafragma comienza a funcionar de manera anormal, ¡entra el hipo!

Hay una parte de la caja de la “voz” de su perro llamada glotis. Cuando la glotis se cierra, detiene la entrada de aire y provoca hipo. La anatomía de un perro está diseñada para ser una máquina bien engrasada. Los hipo, aunque no siempre son graves, son solo una señal de que hay un problema técnico en el sistema y algo no está bien.

La causa del hipo en los perros: ¿lindo o preocupante?

Hay bastantes cosas que pueden causar hipo en los perros. La mayoría de ellos no son nada serios. Los perros a menudo tienen hipo cuando están demasiado emocionados o cuando comen o beben demasiado rápido. Sin embargo, en raras ocasiones, el hipo puede ser una señal de que está sucediendo algo más grave.

Cachorros pequeños con estómagos pequeños: explicación del hipo en cachorros

¡Los cachorros se emocionan mucho con la hora de la comida! Su entusiasmo es contagioso y demasiado lindo. Engullen lo que hay en su cuenco con gran vigor. Con toda esta alegría de comer comida gloriosa muy rápidamente, los cachorros tienden a tragar mucho aire junto con su comida. El aire en sus pequeños estómagos puede causar esos adorables hipo de cachorro.

¡El hipo crónico puede ser síntoma de algo grave! 

En algunos casos, el hipo en los perros puede ser un síntoma de un problema de salud más grave. Nadie conoce a tu perro mejor que tú, así que si sospechas vagamente que su hipo no es normal, ¡llévalo al veterinario! ¡Más bien prevenir que curar!

Aquí hay algunas causas potenciales (más graves) de hipo en perros. Recuerde, haga que un veterinario revise a su perro si cree que algo anda mal.

Parásitos : en ciertos casos, el hipo puede ser un indicio de un problema grave de parásitos. Si su perro tiene hipo durante períodos prolongados y tiene diarrea o comienza a vomitar, debe llevarlo al veterinario. Los gusanos como los gusanos del corazón o los gusanos redondos pueden causar estragos en el tracto respiratorio de un perro. Las larvas de los gusanos redondos se instalan y se sienten como en casa en todo el sistema respiratorio de su perro o cachorro.

Problemas gástricos : Los síntomas de los problemas gástricos que son la causa o el hipo de su perro son muy similares a los de un problema de parásitos. ¡Los vómitos, la diarrea y la sangre en las heces de su perro son grandes señales de alerta! La lista de problemas gastrointestinales que pueden desarrollar los perros es larga. La mayoría de las afecciones se pueden tratar, pero necesitará un diagnóstico antes de poder curarlas.

Problemas respiratorios : secreción nasal, estornudos, sibilancias o tos además del hipo nunca son una buena señal. Los perros son susceptibles a enfermedades respiratorias como neumonía, bronquitis o insolación que a menudo provocan estos síntomas. Estas condiciones pueden poner en peligro la vida, ¡así que asegúrese de llevar a su perro a la estadística de su veterinario!

Hipo en perros

¿Cómo se puede ayudar a un perro con hipo?

La mayoría de los episodios de hipo solo duran unos minutos, dice Liff. Según su experiencia, los perros no parecen tan agitados por el hipo como por otros síntomas, como vómitos o tos.

Aún así, después de superar lo adorable que es el hipo de su perro, la mayoría de los dueños quieren hacer algo para ayudar a sus mascotas. “Muchas curas para perros son bastante similares a las que usan sus dueños cuando les ataca el hipo”, dice Wystrach.

Estos pueden incluir darles a los perros algo dulce o agregar jarabe, miel o azúcar al agua, dice ella. La dulzura puede ayudar a distraer a tu perro, lo que puede cambiar y, con suerte, relajar su patrón de respiración, dice Wystrach. “Es posible que desee probar un poco de miel, jarabe de arce, jarabe de Karo o cualquier cosa dulce en forma líquida”.

Asegúrese de evitar también todo lo que no contenga azúcar, porque esos productos a menudo contienen xilitol, que puede ser muy peligroso para los perros.

¡Mi perro tiene hipo! Cómo detener el hipo en perros

Es mejor prevenir que curar. Si su perro es propenso a tener hipo, averigüe por qué. Algunos perros que son muy enérgicos y ansiosos por engullir su comida o agua necesitan ayuda para reducir la velocidad. Los comederos lentos para perros pueden ser de gran ayuda para que la hora de la cena se alargue un poco más. Otra buena idea es darles porciones más pequeñas a lo largo del día en lugar de 2 comidas pantanosas que básicamente inhalarán.

Otra cosa a considerar es el cuenco de agua al que tiene acceso su perro. Algunos cuencos tienen diferentes niveles o alturas, que ayudan a que el agua baje más lento y más fácil. ¡Una menor ingesta de aire a menudo ayuda a prevenir el hipo en los perros!

Si su perro ya tiene esos desagradables hipo, hay algunas cosas que puede intentar para detenerlos:

Aliméntelos con algo dulce. Un poco de miel podría ayudar a calmar y relajar esas vías respiratorias. Otro método consiste en animarlos a beber un poco de agua. Lentamente por supuesto y solo en pequeñas cantidades.

Por último, pero no menos importante, es darles un susto. Sabemos que un buen susto detiene el hipo en los humanos, así que ¿por qué no los perros también? No asustes a tu perro hasta el punto de que esté angustiado o asustado de que puedas lastimarlo, ¡pero un pequeño aplauso, golpe o salto repentino será suficiente!

Para evitar el hipo frecuente en perros y cachorros, ralentice la alimentación y la bebida si es posible. Los comederos antivoracidad son muy útiles si tienes un “devorador” y, lo que es más, añaden un elemento de enriquecimiento a la hora de comer.

Super Design - Comedero Antivoracidad Antideslizante para Perros
  • Alimentación lenta - Diseñado para mascotas golosos, este cuenco de antivoracidad destaca por tres bultos suaves en el centro para un menor bocado de comida, así se evita el riesgo de ahogo, hinchazón gástrico y asfixia, facilita la digestión y promueve una alimentación sana
  • Cuenco seguro de melamina - Fabricado de melamina de calidad alimentaria no tóxico, este cuenco también es liso y durable, resistente a arañazos. Bordes gruesos y redondos permiten mayor seguridad para mascotas
  • Comedero antideslizante - Base con bandas fijadoras de caucho asegura la estabilidad y protege el suelo de arañazos
  • Comedero fácil de limpiar - El cuenco de comida lenta se puede lavar en lavavajillas o a mano gracias a sus características durables y no tóxicas. Ninguna decoloración
  • Tamaño L - Para perros de 9-18kg. Dimensiones- soporte: 23cm(diámetro), cuenco: 18x7,6cm(diámetro x alto) , capacidad: 600ml

Cuando el hipo se convierte en un problema de salud para perros

En casos raros, los episodios frecuentes de hipo en perros adultos, especialmente si duran más de 60 minutos y se observan con otros síntomas, podrían ser una señal de que algo no va del todo bien, y se debe consultar a un veterinario.

Los episodios de hipo regulares y prolongados junto con problemas respiratorios de cualquier tipo deben tratarse con seriedad. Estos incluyen tos, estornudos, estornudos inversos y respiración pesada que no ha sido causada por el ejercicio. La neumonía o el asma u otras afecciones como la pericarditis son afecciones a descartar.

Es posible que vea a un perro con intolerancia al ejercicio (es decir, que se cansa rápidamente, incluso con una caminata leve) y respiración pesada que tiene problemas con hipo repetidos. En este caso, debe llamar a su veterinario para verificar si hay una afección médica subyacente.

El esfuerzo excesivo, especialmente en días calurosos, también podría desencadenar hipo. El golpe de calor es una condición grave y potencialmente mortal que cualquier perro puede experimentar, pero los perros de pelaje oscuro o las razas de perros braquicefálicos como los bulldogs ingleses, los bulldogs franceses y los pugs chinos, por nombrar algunos, son especialmente susceptibles a esto, debido a sus hocicos más cortos y vías respiratorias restringidas.

Otra preocupación es el hipo prolongado junto con síntomas gastrointestinales como estreñimiento o diarrea, pero especialmente vómitos y / o pérdida de apetito. Llame a su veterinario o al veterinario de emergencias si observa estos síntomas. Los parásitos también podrían ser un problema, especialmente con intolerancia al ejercicio o letargo general y episodios regulares de hipo.

Preguntas frecuentes

¿Qué causa el hipo en los perros?

El diafragma es una lámina en forma de cúpula de músculo esquelético interno que separa el pecho del abdomen, dice. El hipo puede ser provocado por comer o beber demasiado rápido y tragar demasiado aire, dice ella.
Los estornudos inversos a veces pueden confundirse con hipo, dice ella. Pero esto es diferente. 

¿Qué tan común es el hipo en los perros?

La condición es mucho más común en cachorros que en perros adultos, dice Liff. La mayoría de los perros los experimentan al menos una vez cuando son jóvenes, agrega.

¿Qué pasa si el hipo del perro no desaparece?

Si su perro tiene hipo durante más de unas pocas horas, o si el hipo de su perro cambia a un sonido sibilante, causa una respiración irregular o difícil, debe llevarlo al veterinario para que lo revisen. El hipo intratable podría ser síntoma de un problema más grave.

¿Cuándo debe llamar a un médico?

Los veterinarios dicen que reciben muchas llamadas de dueños de mascotas preocupados por un ataque de hipo de un perro. En su mayor parte, les dicen que no hay nada de qué preocuparse, pero hay casos en los que si que debemos recurrir al veterinario. Continuar leyendo.

También te puede interesar