Saltar al contenido

Mi perro tiene sarna, ¿cómo se ha contagiado?

labrador sarna

En este artículo aprenderás que es la sarna, cómo se contagia y como tratar a tu perro si se contagia. La sarna más conocida es la sarna sarcóptica, en general, este tipo de enfermedades son producidas por ácaros que producen picores intensos en nuestros perros. Estos se pueden contagiar a las personas por lo que es muy importante acudir al veterinario si notamos síntomas en nuestros perros.

Síntomas de la sarna

En función del tipo de sarna que presente nuestro perro vamos a encontrar unos síntomas concretos, que mencionaremos en detalle. A continuación, te mostramos un listado de los síntomas que nos deben hacer sospechar de la presencia de ácaros: picor, descamación, heridas en la piel, pérdida de pelo, inflamación de las áreas afectadas, engrosamiento de la piel, hiperpigmentación, secreción auricular, etc.

Tipos de sarna

Sarna sarcóptica

Este tipo de sarna afecta a la cara, el pecho, los corvejones, las orejas, los codos y la piel de nuestros perros a través de un intenso picor. Sus efectos son variados: alopecia, costras, pápulas…observaremos unos pequeños puntos en la piel de nuestro perro como picaduras de insectos. El Sarcoptes scabiei es el ácaro que produce este tipo de enfermedad, también se le conoce como el ácaro arador de la sarna.

El contacto directo, el ambiente o a través de los utensilios es suficiente para que se produzca el contagio. En caso de que estemos contagiados aparecerán sarpullidos, especialmente, en los brazos. En general, el ciclo de vida de este ácaro es de tres semanas no siendo capaz de reproducirse en la piel de las personas.

labrador sarna

Sarna demodécica

Este tipo de sarna es causada por el Demodex canis, pudiendo afectar de forma localizada o generalizada. Afecta principalmente a la boca, patas, pies y a la piel de alrededor de los ojos siendo más común en perros menores de un año. En estos casos, la sarna se puede llegar a extender por todo su cuerpo observando un enrojecimiento de la piel que puede llegar a infectarse.

Estos ácaros pueden llegar a producir en nuestros perros llagas, fístulas e incluso costras. Cuando nuestros perros padecen un problema inmunológico es frecuente que la población de ácaros de su piel se descontrole aunque esta enfermedad no es contagiosa.

Sarna notoédrica

Afecta principalmente a gatos aunque puede causar dermatitis en personas y en perros el causante de este tipo de sarna es el Notoedres cati. Esta sarna tiene mayor incidencia en animales jóvenes o debilitados y si no se trata puede ser mortal, su transmisión puede ser por contacto directo e indirecto.

Sarna otodéctica

También llamada otocariosis, es muy contagiosa y afecta principalmente a los perros jóvenes, en especial a los que cuentan con menos de seis meses. Los perros que la padecen presentan una secreción en el conducto auditivo externo de color marrón oscuro que les causa un intenso picor. Es frecuente que nuestro perro pierda el pelo de alrededor de las orejas al intentar rascarse, en raras ocasiones afecta a las personas estando bastante localizado en las orejas.

labrador sarna

Sarna por Cheyletiella

Afecta a cachorros jóvenes, entre 2 y 12 semanas de vida, también es conocida como caspa móvil. La zona del cuello y el lomo pueden presentar grandes cantidades de escamas y erupciones cutáneas de color rojo. El tamaño de estos ácaros es muy grande pudiendo apreciarlos a través de una lupa, este tipo de sarna es altamente contagiosa.

En las personas podemos observar como brazos, tronco y nalgas se ver afectadas presentando un sarpullido. No se pueden reproducir en nuestra piel.

Tratamiento de la sarna

Si nuestro perro presenta síntomas de tener sarna debemos acudir al veterinario para que pueda diagnosticar el tipo de sarna que padece. Los tratamientos pueden ser muy variados desde el uso de pipetas, pomadas, baños…todo dependerá del tipo y del grado de afectación.

En caso de que el tipo de sarna que padece nuestro perro sea contagioso debemos tomar las siguientes precauciones:

  • Para poder evitar que la proliferación y la transmisión de los ácaros es importante acudir al veterinario cuando notemos los síntomas.
  • Si el resultado es positivo, debemos llevar a cabo una limpieza de todos los objetos con los que nuestro perro interactúe.
  • En caso de que tengamos más de una mascota es posible que también tengamos que tratarla.
  • Si se trata de sarna sarcóptica, será necesario el aislamiento de nuestro perro.
  • Para los casos de Otodectes deberemos aplicar el tratamiento recomendado por nuestro veterinario y limpiar sus orejas.
  • En algunos casos el tratamiento que debemos llevar a cabo es bañar a nuestro perro con un champú especial, es muy importante que el producto actúe durante el tiempo recomendado por el fabricante siguiendo el consejo de nuestro veterinario.
  • La mejor forma de prevenir este tipo de enfermedades es a través de una correcta alimentación, una buena rutina de higiene y el cumplimiento del calendario de vacunación.
  • Mantener a los animales en condiciones óptimas de higiene.

También te puede interesar