Saltar al contenido

Perros ansiosos con la comida: consejos para educarlos

como cambiar el pienso a un perro

En ocasiones, nuestro perros pueden comer su comida con ansiedad, sin apenas masticar pudiendo llegar a atragantarse e incluso vomitar. Si notamos este hábito alimentario en nuestro perro es muy importante conocer su causa que lo ha motiva a comportarse de ese modo. Además, te contaremos algunos de los consejos que utilizamos para prevenir este tipo de comportamientos.

Identificando la ansiedad

Observar a nuestro perro mientras come nos puede dar pistas sobre su estado de salud, saber detectar los signos de ansiedad en nuestro perro es muy importante.

La ansiedad en nuestro perro se puede manifestar de múltiples formas por lo que es muy importante estar atentos a este tipo de señales. Los indicios de ansiedad más comunes son el nerviosismo, la repetición de patrones de conducta, temblores o jadeos.

Es posible que veamos que nuestro perro se comporta de manera extraña únicamente cuando está comiendo, siendo muy recomendable establecer un lugar concreto donde él pueda comer tranquilo.

Racionar las cantidades de comida

En general, nuestros perros tienen la capacidad de comer más de lo que necesitan. Esto no significa que estén hambrientos sino que es una de las herencias genéticas que todavía conservan de cuando eran salvajes.

Por este motivo, debemos llevar siempre un control de las cantidades de comida que damos a nuestro perro, en caso de dudas nuestro veterinario podrá orientarnos.

La calidad es esencial

Una de las causas por las que nuestro perro puede comer en exceso está relacionada con la calidad del pienso. Los piensos de calidad no cumplen con las necesidades energéticas de nuestro perro haciendo que estos coman en exceso para contrarrestar ese déficit. En general, los piensos de baja calidad son ricos en cereales y sustancias de relleno, por lo que si nuestro perro come en exceso aumenta sus posibilidad de tener problemas de salud graves.

Por este motivo, debemos buscar para nuestros perros comida de calidad, que les ayude a tener cubiertas todas sus necesidades.

Las horas de comida

Del mismo modo que es importante la calidad del pienso y el lugar donde nuestro perro come, es importante que nuestro perro tenga horarios de comida específicos. Con ello, nuestros perros sabrá cuando es su hora de comer y evitaremos que tenga ansiedad con la comida.

Cuando nuestros perros son adultos lo mejor es dividir de dos a tres el número de tomas de comida. Salvo en caso de enfermedad, no es recomendable que nuestro perro tenga comida a libre disposición.

Perros comida

Aléjalo de la mesa

Cuando estemos comiendo no debemos ofrecerle comida a nuestro perro, de lo contrario fomentaremos que nuestro perro se acerque siempre a pedirnos comida. No debemos olvidar nunca que nuestro perro tiene su comida y sus horas de comida, además algunos de los alimentos de nuestra dieta pueden ser nocivos para ellos. La mejor forma de evitar la ansiedad en nuestro perro es definir bien los límites en relación con la comida evitando problemas de salud derivados.

No en la calle

Una de las primeras cosas que debemos enseñar a nuestro perro cuando es cachorro es que no debe comer cosas que encuentre en la calle. Con ello evitaremos posibles problemas digestivos y nuestro perro estará más centrado durante los paseos.

Si te interesa leer más sobre la digestión en este artículo encontrarás más información.

Más de un perro en casa

Desde cachorros, nuestros perros aprenden que el miembro de mayor jerarquía siempre come primero y así sucesivamente. Del mismo modo, tiene que ser en casa cuando tenemos varios perros cada uno deberá tener su espacio y su tiempo.

Perros comida

Desparasitar

Cuando llega la primavera, el riesgo de que los parásitos afectan a nuestro perro aumentan siendo uno de los factores que más puede desestabilizar su vida. Por este motivo, es muy importante realizar consultas al veterinario de forma periódica y seguir el calendario de desparasitaciones.

Revisión

Finalmente, no debemos olvidar realizar revisiones periódicas con nuestro veterinario, al menos una vez al año. Para asegurar el correcto desarrollo de nuestro perro es necesario que llevemos un control diario de sus necesidades.

Para controlar y evitar la ansiedad en nuestro perro es muy importante que definamos unos hábitos alimenticios adecuados, utilizando piensos de calidad. Si tenemos dudas a la hora de fijar estos hábitos alimenticios podemos consultar con un nutricionista veterinario que nos dará las pautas que necesitamos.

También te puede interesar