Saltar al contenido

Adiestramiento Canino: 10 órdenes básicas

labrador órdenes básicas

El adiestramiento canino es uno de los temas de mayor importancia cuando llega nuestro perro a casa por primera vez. Aquí te mostraremos las 10 órdenes básicas para enseñar a tu cachorro cuando llegue a casa. Uno de los aspectos prioritarios que tenemos todos los dueños de perros su educación y debemos actuar con responsabilidad en este sentido.

El adiestramiento de nuestro perro desde una edad temprana es básico ya que ayuda al comportamiento y temperamento de nuestro perro.

Esta pregunta es frecuente, aún más cuando es la primera vez que tenemos perro. Para todos vosotros, vamos a describir diez órdenes básicas que no debemos dejar de enseñar a nuestro perro.

A continuación, vamos a tratar las principales órdenes del adiestramiento canino. Estas serán los cimientos de la educación de nuestro perro y siendo una parte muy importante de su conducta tanto en casa como fuera de ella. Enseñarselas a nuestros perros hará que su vida y la nuestra sea mejor.

1. Enseñarle a sentarse

La primera orden que podemos enseñar a nuestro perro es a sentarse. Esta primera orden es muy importante, ya que nos ayudará a comunicarnos con nuestro perro en diversos momentos como salir a la calle o la hora de comer.

¿Cómo enseñarla?

Si queremos que nuestro perro aprenda esta orden es bueno enseñarle un premio o golosina y dejar que lo huele durante un rato. A continuación, podemos guardar el premio en nuestra mano trazando una línea imaginaria que va de la cabeza hacia la espalda de nuestro perro utilizando la palabra “sit” o “sentado“. Seguro que después de algunos intentos nuestro perro consigue realizar esta orden correctamente.

Una vez que hayamos empezado a indicar una orden a nuestro perro asociandola con una palabra es importante repetir siempre la misma para no generar confusión en él.

labrador órdenes básicas

2. Quieto

Para muchos es una orden demasiado simple, pero es una de las más útiles durante el aprendizaje de nuestro perro. La podemos utilizar durante nuestros paseos como en casa.

¿Cómo enseñarla?

Una vez que nuestro perro sabe sentarse cuando se lo pedimos es el momento de pasar a la siguiente orden. Para ello, debemos elegir una señal que nuestro perro pueda asociar con lo que queremos indicandole que permanezca sin moverse mientras retrocedemos. En el momento que lo realiza correctamente podemos volver y darle una recompensa o premio.

Con este método, podemos ir ampliando la distancia a la que nos alejamos a medida que realizamos más sesiones. Nuestro perro aprenderá esta orden con facilidad y la realizará cuando se lo pidamos.

3. Echarse o tumbarse

Las órdenes de tumbado y échate son consecutivas de las dos anteriores quieto y sentado. Una vez nuestros perros han aprendido las dos primeras podremos enseñar la tercera, especialmente, si queremos que nuestro perro descanse a nuestro lado.

¿Cómo enseñarla?

Después de pedirle a nuestro perro que se siente, desplazamos nuestra mano hacia el suelo lentamente indicando que debe echarse siguiendo nuestro puño donde tendremos su premio.

Del mismo modo que en las anteriores órdenes, nuestro perro necesitará varios intentos para entender y realizar correctamente la orden asociando la palabra elegida con la acción solicitada.

4. Venir

Conseguir que nuestro peludo acuda cuando se lo pedimos es una de las órdenes más importantes que le podemos enseñar. Cuando nuestro perro está corriendo o jugando sin su correa es muy importante que vuelva cuando se lo pedimos.

¿Cómo enseñarla?

Teniendo un premio en la mano, sin que nuestro perro lo note, lo llamaremos utilizando el código elegido que puede “ven aquí“, o simplemente “ven“. En el momento en el que nuestro perro se aproxime a nosotros podemos darle su premio y motivarlo verbalmente.

Durante el adiestramiento es posible que nuestro canino al principio no lo entienda. Esta situación es normal, pero en el momento en el que asocie que cuando realice la acción tendrá una recompensa entenderá nuestra llamada. Podemos practicar esta orden intentando que las distancias entre nosotros sean cada vez mayores.

5. Caminar junto a nosotros

En función de la capacidad y rapidez de aprendizaje de nuestro perro podemos ir aumentando la dificultad. Para esta orden necesitamos paciencia y mucha constancia. Es importante que durante los paseos nuestro perro no tire de la correa porque quiere ver u oler algo.

¿Cómo enseñarla?

Si observamos que durante los paseos nuestro perro comienza a tirar, debemos pararnos y darle la orden de sentado. A continuación, le damos la orden de quieto y reanudamos nuestro camino. Si por alguna razón nuestro perro no se queda quieto repetiremos la secuencia. Una vez la realice correctamente podemos reanudar la marca diciendo “adelante” o “vamos“.

En el momento en que veamos que nuestro perro se aleja de nosotros, le daremos la orden de “junto” para que sepa que tiene que caminar a nuestro lado. En caso de que no nos obedezca diremos: “¡No!” y repetiremos la secuencia.

Durante los paseos es importante que nuestro perro siempre camine desde el mismo lado para que asocie el paseo con el lado desde el que debe caminar junto a nosotros.

labradores adiestramiento

6. Trae

Una de las órdenes que más nos gustan a todos los dueños es “traer“, ya que no solo ayuda a que nuestro perro se encuentre entretenido sino que le enseña que debe entregarnos el objeto que hemos escondido o lanzado.

¿Cómo enseñarla?

Lo primero es permitir a nuestro perro que identifique el objeto, por ejemplo, una pelota. A continuación, utilizando el comando “trae” lanzaremos la pelota y le premiamos cuando lo haga. Es normal, que no lo haga bien a la primera y se entretenga.

Las órdenes 7 y 8 también son conjuntas y paralelas a la anterior que hemos descrito. Además de enseñarle a buscar un objeto y devolverlo estaremos estimulando a nuestro perro.

7. Busca

Del mismo modo que sucedía con el comando anterior, esta orden estimula la mente, el olfato y el sentido exploratorio en general de nuestro perro. Una vez que hemos lanzado la pelota o el objeto seleccionado nuestro perro tendrá que buscarlo, encontrarlo y traerlo de vuelta.

Una vez nos devuelve el objeto recompensaremos a nuestro perro. A medida que practicamos esta orden nuestro perro la realizará con mayor rapidez manteniendo entretenido y feliz.

labradores adiestramiento

8. Suelta

Pedir a nuestro perro que suelte un objeto es una orden que va unida a los comandos de buscar y traer. Al principio, es normal que les cueste soltar el objeto, pero poco a poco irá aprendiendo. Es importante enseñarle a nuestro perro a devolver un objeto sin que se lo quitemos.

¿Cómo enseñarla? 

Cuando nuestro perro venga con el objeto que ha encontrado le mostraremos nuestra mano diciendo el comando “suelta“, de este modo, nuestro perro asociará que le estamos pidiendo el objeto que ha buscado. Tras cada acción que nuestro perro realice correctamente debemos recompensarlo verbalmente o con premios.

9. Ve

Si queremos que nuestro perro corra con libertad la orden de “ve” o “adelante” será para nuestro perro como un semáforo en verde por el cual le indicamos que puede moverse por donde quiera. Para llevar a cabo este comando es imprescindible que nuestro perro haya aprendido a acudir cuando le llamamos, de este modo si notamos que se aleja demasiado podemos hacer que vuelva.

labradores adiestramiento

10. Salta

A pesar la última orden de esta sección, es también importante. Especialmente para aquellos que se dedican a las rutinas de ejercicios. El comando es “salta” muy común en deportes como el Agility es el inicio de órdenes más complejas.

Conclusión

Cuando hablamos de entrenamiento debemos tener en cuenta que en él intervienen tanto aspectos físicos como mentales. Por este motivo, el adiestramiento canino debe iniciarse a temprana edad y en paralelo al desarrollo físico de nuestros peludos.

En todo momento debemos tener presente que para que nuestro entrenamiento sea eficaz debe estar basado en el refuerzo positivo. El adiestramiento canino se debe basar en la motivación y las recompensas que nos permiten comunicar a nuestros perros que esperamos de ellos, Adoptar una postura autoritaria o agresiva nunca trae buenos resultados y empeora la salud física y mental de nuestros perros.

También te puede interesar